Mar del Plata y el Golpe: “hubo una gran cantidad de desaparecidos para la población que tenía”

Foto: La Capital

A 45 años del Golpe de Estado que sacudió al país en 1976, la lucha por la memoria, verdad y justicia de los 30.000 desaparecidos continúa intacta. Juan Ladeuix, Dr. en historia, investigador del centro de estudios históricos y docente de la Universidad Nacional de Mar del Plata, recordó acontecimientos ocurridos en “la Mar del Plata del Golpe”.

El cambio en la estructura social y económica del país iniciado por la Dictadura cívico-militar trae como casos excepcionales en Argentina a Bahía Blanca, Rosario y Mar del Plata. Esta última “tiene una concentración muy fuerte de efectivos militares, las tres fuerzas armadas están presentes en la ciudad y tiene la Universidad con participación política de la juventud” aclara Ladeuix.

“La particularidad de Mar del Plata es que la violencia política se ve con mucha fuerza incluso antes de la Dictadura”. Teniendo en cuenta que la ciudad funcionaba como cabecera de las fuerzas represivas con Pedro Barda como jefe de la zona desde febrero de 1976, “cuando uno ve este clima, es inminente que el golpe está por venir y Mar del Plata no escapa de eso. Una gran parte de la sociedad esperaba el golpe porque creían que el gobierno de Isabel Perón no daba para más y había que salir por una solución militar” explica el investigador.

Desde finales de 1975, el clima de violencia se hacía presente debido al aumento de la represión por parte de la policía y del ejército. Juan recuerda que “el primer desaparecido en Mar del Plata, Alejandro Wilson, es de enero de 1976. Es un militante sindical del gremio de la carne y miembro del Partido Comunista que va a ser secuestrado en su casa y posteriormente desaparecido. Después va a ver algunos casos más previos a la Dictadura y luego ya comienza todo el terror dictatorial”.

Si hay una particularidad en Mar del Plata es la gran cantidad de desaparecidos para la población que tiene. Son alrededor de 400 desaparecidos con una población que no llegaba a los 350 mil habitantes, lo cual da un número alto” declara.

Dentro de Mar del Plata, Ladeuix explica que “hubo algunas manifestaciones en apoyo al gobierno de Isabel pero, ya el 23 de marzo, Barda manda a tomar Canal 8, Canal 10, el edificio del correo, las principales radios y la Universidad. Luego, el 24, toman el Palacio Municipal con un operativo militar bastante efectivo y rápido con el objetivo de detectar lugares donde se pudiera concentrar alguna forma de resistencia”.

“La ciudad estaba gobernada por el Partido Socialista Democrático que había ganado en las elecciones de 1973. Luis Nuncio Fabrizio, el intendente de la época, espera que los militares le digan lo que tiene que hacer y renuncia el 26 de marzo. Sin embargo, nadie toma la autoridad de la Municipalidad porque hay una interna muy fuerte entre el ejército y la armada. Es así como Mar del Plata no tiene intendente hasta el traspaso oficial entre Fabrizio y Carlos Menozzi” agregó con respecto a la sociedad civil marplatense y su relación con la política.

En relación con la resistencia a la Dictadura ejercida por la sociedad, en Mar del Plata “no hay una resistencia al golpe más allá de algunas organizaciones armadas y demás que serían más actos de rebeldía. Realmente no había lugar para la resistencia, en 5 días encarcelan a más de 60 referentes sindicales y políticos, se articula todo en muy poco tiempo” resaltó.

“Los diarios de la época hablan del golpe y a los 10 o 15 días ya hablan de otra cosa. Una parte de la sociedad se adapta al golpe y otra resiste. Con el correr del tiempo se dieron cuenta que no era un golpe más, tenía un sentido de transformación muy grande” concluye Juan Ladeuix.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *