El mercado de talles en Mar del Plata, está pensado para “cuerpos de estándar mediano”

 

Estar a la moda en cuestiones de vestimenta ha sido siempre motivo de interés y de exclusión. La accesibilidad a los productos del momento siempre han presentado alguna complejidad para conseguirlos, por los costos y, lo mas preocupante, por los talles disponibles, “quedan afuera los cuerpos reales, explica Erica Lenz, profesora titular en Diseño Industrial en la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

El sistema productivo de Mar del Plata “tiende mayormente a mujeres de hasta un talle 40-42, es difícil conseguir un 44 en adelante”, comentó Erica Lenz, por lo cual mucha gente prefiere comprar productos importados o deportivos que satisfacen sus necesidades.

Respecto al uso de la ropa deportiva, la docente se refirió a la informalidad de este tipo de ropa “no tenemos un sistema que nos permita vestirnos de otra manera”.

El mercado está pensado para “cuerpos de estándar mediano”, una persona que en el mercado local es large o grande, para cualquier otra parte del mundo es mediana o small. Por lo tanto, en busca de la comodidad, estas personas prefieren comprar ropa oversize, “el cliente tiende a lo holgado como respuesta a las falencias de lo que el mercado le da”.

“Es muy duro ir por la calle diciendo no me visto a la moda porque no tiene mi talle”, declaró.

En relación a la distinción de precios según los talles, Lenz afirmó, “a nivel costo productivo es el doble fabricar una prenda ancha”, pero igualmente, “garantiza la comercialización y tenes el cliente fiel”, a lo que añadió, “no puedes hacer una diferencia de precio por talle porque la gente ahí si entra en crisis”, finalizó Erica.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.