La autogestión: una alternativa cultural que resurgeen tiempos de COVID

Foto: Instagram de Papeles en el tacho

 

Por Thomás F. Lahitte*

En el imaginario argentino todo parece suceder en Capital Federal. La política, los grandes hechos y por qué no, también, el arte. En Mar del Plata parece que los teatros abren en enero, ante la llegada de los elencos porteños. Que hay recitales cuando una banda consagrada llena GAP o el polideportivo. Sin embargo, “La Feliz” cuenta con un recorrido cultural rico y variado, con menos cartel y ahogado por la falta presupuestaria.

Desde noviembre de 2018, creado por Shoa Merlot, cantautora marplatense, funciona “Papeles en el tacho”, ciclo cultural mensual que tiene como sede La Papallona, ubicado en Moreno al 4164. Guadalupe Carvani, co-coordinadora del espacio comenta: “Surgió como un ciclo de canta-autores de la ciudad con creaciones propias”. Con el tiempo añadieron otras disciplinas como la lectura, la pintura en vivo o shows de magia.

“Que cada une puede ponerle precio a esa entrada y pensarlo a comparación de lo que gastamos en una pinta, en una entrada de cine u otros espectáculos más consagrados”

Uno de los principios del ciclo es el de que quienes participan tengan una retribución. En este sentido, comenta: “El arte también es trabajo. Desde la auto-gestión creemos que podemos generar conciencia sobre qué valor le damos al espectáculo que consumimos, sobre todo cuando no es algo consagrado o de Buenos Aires”.

El espacio también busca cuidar la programación desde otros aspectos. «Intentamos respetar el cupo femenino, que sean equilibrado y que no sean solamente varones cis que es algo que pasa mucho en la ciudad».

La auto-gestión como modelo

¿Cómo pensar lo cultural desde otra óptica? Papeles en el tacho se plantea como una opción intermedia: «Las propuestas culturales son en general del ámbito privado donde los beneficios son básicamente para los dueños de bar o local, no para el artista, y la verdad tampoco para el espectador, donde te matan con lo que consumís».

En ese sentido, piensan al arte desde una óptica popular y no como un privilegio de quien puede pagarlo. «Para que el arte sea accesible para todos, decidimos que la entrada sea a la gorra, cosa de que si una vez no podes pagar la entrada puedas entrar igual».

Sobre el rol del Estado, Guadalupe reflexiona: «Se han hecho cosas grandes, magnificas, pero siempre con artistas de afuera. Entonces si no se enriquecen los gestores privados, desde el ámbito público se busca armar algo donde siempre quedan olvidados les artistas marplatenses.»

Luego de una etapa virtual, el ciclo retornó con capacidad reducida sus actividades en La Papallona el tercer miércoles de cada mesa.

 

*Estudiantes del MediaLab, primer Laboratorio de Redacción para Medios Digitales. Se trata de un sistema experimental que consiste en el trabajo periodístico, de producción propia, que desarrollan alumnos del Taller de Redacción para Medios Digitales, correspondiente a la Tecnicatura de Periodismo Digital que se dicta en la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.