Comunicado de la UNMDP: “A 6 años del surgimiento del movimiento NI UNA MENOS”

En el marco de un nuevo aniversario del surgimiento del movimiento NI UNA MENOS, desde el Programa Integral de Políticas de Género y el Protocolo de Actuación en Casos de Violencia de Género en el ámbito de la UNMdP expresamos nuestro compromiso activo en generar las políticas y acciones institucionales que contribuyan a prevenir y erradicar definitivamente todas y cada una de las violencias que por motivos de género vulneran los derechos humanos de mujeres y colectivo LGBTTTIQNB+.

Hace seis años fuimos protagonistas de una multitudinaria movilización al grito de NI UNA MENOS, ante las violencias cotidianas a mujeres, lesbianas, travestis, trans y cuya expresión extrema son los femicidios, travesticidios y transfemicidios.

El 3 DE JUNIO se ha convertido en una nueva fecha en la cual pronunciamos de manera colectiva la exigencia impostergable de garantizar a las mujeres e identidades diversas una vida libre de violencias y discriminaciones. En tal sentido consideramos urgentes las políticas públicas que garanticen prevención, asistencia y protección oportuna y efectiva a quienes hoy atraviesan situaciones de violencia y requieren atención inmediata. Esa atención y acompañamiento no puede esperar porque las muertes no ceden, hace unos pocos días nuestra ciudad amaneció con un doble femicidio, que lamentablemente se suma a la enorme lista de vidas arrebatadas por el machismo.

Asimismo, consideramos urgente la incorporación de la perspectiva de derechos humanos, género e interseccionalidad en cada una de las políticas y acciones desarrolladas por los poderes del estado y las instituciones públicas y privadas. Todos, todas y todes estamos implicados/as/es en esta enorme tarea que significa desarmar una estructura compleja de desigualdades que vulnerabiliza a mujeres, niñas y diversidades.

La emergencia sanitaria ha impactado diferenciadamente en las mujeres, quienes han visto recargadas las tareas de cuidado, ya desiguales antes de la pandemia. “…Según la OIT, las mujeres tienen a su cargo 76,2% de todas las
horas del trabajo de cuidado no remunerado (más del triple que los hombres) y son ellas quienes tienen doble o triple jornada laboral, situación que se ha agravado con las medidas del confinamiento…” (1), circunstancia que impacta negativamente en la salud y posibilidades laborales.

Sumado a ello los riesgos de padecer situaciones de violencia doméstica han aumentado enormemente, con motivo de la convivencia prolongada, la imposibilidad de detener la violencia, el mayor riesgo de las niñas a sufrir violencia sexual, todo ello con la contrapartida de ver reducida las posibilidades de atención por la propia dinámica de la emergencia que ha restringido el funcionamiento de las áreas respectivas, que ya eran insuficientes.

La segunda ola que atravesamos requiere intervenir para evitar que la brecha de desigualdad se acreciente y en tal sentido el enfoque de género resulta indispensable. Expresamos nuestro compromiso en la promoción de la perspectiva de género al interior de la Universidad y nuestra predisposición para colaborar con las áreas del Estado los efectos de lograr la definitiva erradicación de las violencias por motivos de género.

Lic. Paula Martínez Stoessel
Coord. Programa Integral de Políticas de Género

Abog. Alba Salinas
Coord. General del Protocolo de Actuación ante casos de Violencia de Género en el ámbito de la UNMdP

(1) Confr “Informe Covid 19 en la vida de las mujeres. Comisión Interamericana de Mujeres OEA, pág 13.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.