La zona sur de Mar del Plata, el lugar más elegido para vivir durante la pandemia

Foto: Inmobiliarias Mar del Plata

 

Luego de un 2020 con “2 casas vendidas en todo el país”, este año se presenta como un desafío para el mercado inmobiliario en la ciudad. Así lo explica Miguel Ángel Donsini, Presidente del Colegio de Martilleros, quien asegura que “es muchísimo lo que ha aumentado el porcentaje de ventas con referencia al año pasado”.

Si bien las personas siempre tiene necesidad de comprar y de vender, “lo que pasa es que los precios se pelean enormemente y, aunque cuesta mucho, se va vendiendo. No a la normalidad pero el mercado se fue moviendo, se fueron alquilando y se fueron vendiendo propiedades” confirma.

En cuanto a la causa de este leve movimiento, Donsini la atribuye a “mucha gente que, por ejemplo, tenía dólares guardados lo ha invertido en tierras y ya tener comprado el terreno es un avance muy importante. Aquellos que han buscado cambios del inmueble, han vendido algún departamento para ir a vivir a lugares más alejados“.

Hemos tenido una gran cantidad de mudanzas hacia la zona sur de la ciudad, hasta el borde con Miramar, El Marquesado, Acantilados, San Patricio y El Alfar. Toda esa zona se ha movido muchísimo. Chapadmalal es uno de los sectores que más gente ha recepcionado.

Definitivamente hay una nueva mentalidad: “Aquel que está trabajando a distancia desde su casa y que pareciera que, de acá en más, ese sistema va a quedar, busca un lugar que sea cómodo y más abierto. A su vez, al no tener problema con las distancias ni con el gasto económico en movilidad, todo eso va cambiando las formas de trabajo y de vivir” afirma.

Por la pandemia, las personas han adoptado lugares más lejanos, total pueden trabajar desde su casa. Después veremos cuando esto termine.

Donsini compara la crisis actual con la del 2000-2001 y asevera que, durante el año pasado, el mercado “no es que esto se frenó de golpe. En cambio, a comienzo de siglo, la gente no tenía plata directamente y quedó todo paralizado. En este caso, la gente se quedó con el dinero, el problema es que el sector industrial se siga manteniendo“.

A modo de ejemplo, el Presidente del Colegio de Martilleros explica que “los gastronómicos tienen muchos empleados y tienen que seguir pagando sueldos. Ahí si ya vienen los problemas graves y hasta de cierre. También, el problema viene por la falta de seguridades jurídicas porque todos los días se cambian las reglas del juego. Cuando esto ocurre no hay inversiones y, cuando no hay inversiones, no hay trabajo“.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.