Cannabis medicinal: “Debe utilizarse antes que el paciente haya pasado por las etapas clínicas”

 

La utilización de cannabis para fines medicinales no es algo novedoso ni mucho menos, es un recurso que ha acompañado prácticamente toda la historia de nuestra sociedad. Sin embargo, en la última década se ratificaron las propiedades curativas de este producto, situación que generó un cambio de perspectiva en toda la comunidad sobre esta planta. 

Portal Universidad dialogó con Cristina Ramírez, Farmacéutica, Doctora en Química, Investigadora del CONICET y Docente del Departamento de Química y Bioquímica de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, quien detalló sobre la utilización del cannabis medicinal y un proyecto que se realiza en la Universidad Nacional de Mar del Plata.

En primer lugar, la docente explicó que “a partir del 2013 empieza una movilización social que viene de la mano de las mamás de chicos con patologías epilépticas refractarias”. Lo que abre paso a una seguidilla de factores y situaciones sociales que desembocaron en lo que ocurre en la actualidad. La movida social que generan las madres, “impulsa la legislación que sale en el 2017, la ley de uso medicinal y científico de cannabis”.

En el 2020 se terminó de regular, lo que amplió el uso y estudio de la misma. Más cerca en el tiempo, este 2021 a través del Sistema de Registro del Programa de Cannabis (REPROCANN), se reguló “para pacientes que cultivan su propia planta y hacen su propio aceite”.

El 15 de julio de este año, la Cámara de Senadores de la Nación aprobó el proyecto de Ley que estableció un marco regulatorio de la cadena de producción, industrialización y comercialización de las plantas de cannabis, sus semillas y sus productos derivados para uso industrial y medicinal, incluyendo la investigación científica.

Por otro lado, Ramirez señaló que “hay cerca de 19.000 variables registradas entre cruzas y vibraciones”, lo cual “impone la necesidad de hacer un estudio más intenso pero contrarreloj, porque en vez de hacer los estudios de forma tradicional, acá primero se empezó a usar y después a estudiar”.

Su utilidad

La farmacéutica comenta que debe utilizarse “antes de haber pasado por las etapas clínicas”, esto se debe a que “demostró propiedades que son inconfortables, como es el caso de la epilepsia refractaria y el dolor crónico”.

A su vez, afirma que “se verificaron en forma clínica estos usos. Además, el medicamento, es una planta por lo tanto tiene un acceso mucho más sencillo y económico que otro”. 

Proceso de creación del aceite

 “Hay varias formas diferentes una vez que tenés la flor. Hay metodologías que tienen que ver con etanol, con alcohol secado y después disolverlo en aceite, y hay otra que es resina pura”, explicó la doctora, quién también dictó un curso de Posgrado a nivel nacional sobre este tema en la UNMDP.

La especialista también detalló que esta investigando la resina directa para “encontrar metodologías que no requieran equipamiento de forma tal que puedas utilizar la planta sin utilización de maquinaria”.

Proyecto de cátedra abierta

Desde la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad Nacional de Mar del Plata, surge la “Cátedra Abierta de abordaje transdisciplinario de los usos de Cannabis y sus derivados”.

Cristina detalló que cuenta con diferentes actores dentro del mismo: ”un grupo extensionista de biología que trata el tema de cannabis, una médica del REPROCANN que trabaja en cannabicología y tiene seguimiento de pacientes que utilizan cannabis y estoy yo en la rama de química y farmacología por parte del Departamento de Química”.

Dentro del grupo se encuentran las cinco integrantes fundadoras, entre ellas Ramirez, y la Secretaría de Extensión que promulgó el grupo. En el mismo, intentan hacer un abordaje “lo más transversal posible, no solo desde lo académico sino también hacemos jornadas para asistir a las personas sobre cómo anotarse en el REPROCANN o cómo hacer su consulta, entre otras”.

Por otro lado, en esta cátedra no solo dan cursos y capacitaciones profesionales sino que próximamente realizarán un espacio de cine-debate para “derribar mitos y miedos”.

Para finalizar, la fundadora expresó que “la idea es dar difusión y llevar un mensaje que baja de la Universidad pero que trata de insertarse dentro de la cultura social, de empezar a implementar el fin del tabú y ver la importancia del uso responsable y seguro del cannabis medicinal”.

Pueden seguir a la cátedra en Instagram para saber las novedades y actividades que se llevarán a cabo.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.