De cara a su 36º edición, el Festival Internacional de Cine ya se instala en Mar del Plata

 

En vísperas de su próxima edición, el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, dependiente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), adelanta su llegada a la Sala Astor Piazzolla del Teatro Auditorium con el ciclo “Camino al Festival”, invitando al público marplatense a disfrutar de grandes películas argentinas.

El ciclo se compone de dos partes: los días 1 y 2 de octubre se proyectará una selección de películas argentinas que formaron parte de la Competencia Internacional de la 35° edición del Festival. Por su parte, los días 27, 28 y 29 de octubre se podrá disfrutar de una selección de películas con banda sonora del gran Astor Piazzolla, en el año Piazzolla 100. 

Desde la Radio de la Universidad Nacional de Mar del Plata dialogaron con Fernando Juan Lima, presidente del Festival de Cine de Mar del Plata, quien explicó que, en esta primer etapa, “son funciones gratuitas de las películas que pasaron por la edición 35° y que, por las circunstancias, no pudieron verse en las salas”.

Esta acción forma parte de las actividades que llevan a cabo a lo largo del año, transitando el camino a su 36° edición, que tendrá lugar del 18 al 28 de noviembre. Las entradas son gratuitas y podrán retirarse dos horas antes de cada función en la boletería del Teatro Auditorium, hasta completar el aforo.

Frente a las expectativas que tienen para este año, el presidente declaró, “no queremos que desaparezca de diciembre a noviembre, sino que todo el año haya actividad, es algo que nos acerca a su público esencial y a lo que es el alma del Festival”.

El evento se viene haciendo de manera ininterrumpida desde el 1996 en la ciudad. “El Festival es de Mar del Plata y eso explica su carácter único. No es habitual que el público responda como responde. Uno ve estudiantes de cine junto a gente grande que disfruta las películas, eso es único y hay que protegerlo”, destacó Lima.

“Una parte muy hermosa es el diálogo con el cine de todos los tiempos, está lo último de lo último pero no nos olvidamos del cine de nuestra historia”, planteó.

En referencia a las restricciones por el coronavirus, sostuvo que “aún así hay directores de todo el mundo que van a participar de esta ceremonia. Lo único que podemos asegurar es que va a haber una parte online pero el porcentaje presencial depende de cómo se vaya acomodando la situación”, a lo que agregó que “estamos trabajando para que sea lo más parecido a la normalidad. Llevamos 18 semanas con números que van bajando, estamos ilusionados con que la situación mejore”.

Para finalizar afirmó que “cualquier persona que pasa por el Festival se enamora y quiere volver. Por eso hay que apostar al Festival, que también puede ser una buena ocasión para el lanzamiento de la temporada turística”.

Programación:

  • Viernes 1 de octubre – 18h

Nosotros nunca moriremos, de Eduardo Crespo

Rodrigo y su madre viajan al pueblo donde acaba de morir su hermano mayor. En ese lugar calmo, transitarán los primeros tiempos del duelo. Rodrigo se irá asomando al dolor de los adultos y de manera imperceptible irá dejando la infancia. Su madre intentará revelar los misterios de esa muerte. Una película diáfana, con melancolía y un leve humor, con personajes solitarios que intentan brindar algo de afecto. Una historia suspendida en el tiempo, en la flotación de los lugares perdidos de provincia.

 

  • Sábado 2 de octubre – 18h

Isabella, de Matías Piñeiro

Mariel es una actriz de Buenos Aires que intenta obtener el papel de Isabella, la heroína de la comedia “Medida por medida”. En el camino entre la frustración y la idea del éxito, Mariel se encuentra una y otra vez con Luciana, una antigua compañera de teatro, que actúa como una suerte de sombra brillante, un destino que no puede evitar, que la ilumina y encandila al mismo tiempo. Isabella se despliega como un rompecabezas sobre la dificultad de definir con exactitud el color de nuestras decisiones.

 

  • Miércoles 27/10 – 18h

El exilio de Gardel, de Fernando Pino Solanas


Distintos teléfonos intentan achicar la distancia entre París y Buenos Aires. Algunos lloran en el tubo, otros retan a sus padres con énfasis antes de que el teléfono público consuma la última moneda. Nadie plasmó mejor, ni con mayor poesía, el dolor de dejar por obligación su país de origen que Pino Solanas en Tangos, el exilio de Gardel, largometraje en el que un grupo de exiliados argentinos ensayan la puesta de la obra de teatro musical Tanguedia. En ella, los artistas bailan y cantan sus angustias y tristezas en las calles parisinas, como una forma de sentirse más cerca de casa hasta el ansiado regreso. Con música de Astor Piazzolla y letras de Castiñeira de Dios –creadas especialmente para la ocasión–, la película ganó el Premio del Jurado del Festival de Venecia.

  • Jueves 28/10 – 18h

Sur, de Fernando Pino Solanas

Detenido durante la dictadura militar, Floreal Echegoyen sale en libertad en 1983, cuando la democracia vuelve a instaurarse en Argentina. Su primera recorrida nocturna lo lleva a las calles de Barracas, lugar al que pertenecía, donde vivía con su mujer y su hijo y compartía la mesa de bar con amigos. Pero el tiempo y los hechos acontecidos en los últimos años se llevaron para siempre a algunos de ellos, que, entre la niebla y el silencio de la noche, se le aparecen a Floreal, para invitarlo a un viaje vagabundo por momentos importantes de su vida y lugares del pasado. Solanas propone una puesta en escena alucinada, de una nostalgia onírica, en la que los personajes recorren la pantalla como suspendidos en la evocación de viejas utopías, transportados por los sonidos de la música de Astor Piazzolla y la voz de Roberto Goyeneche, que tiene aquí una participación mítica.

  • viernes 29/10 – 18h

Volver, de David Lipszyc


Un ejecutivo argentino exiliado tras el golpe de Estado de 1976 regresa al país en 1982 con la misión de cerrar la filial local de la empresa para la que trabaja. El viaje lo lleva a reencontrarse con antiguos amores y viejas amistades, y sumergirse en la nostalgia de los ideales perdidos.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.