En Mar del Plata hay menos trabajo registrado y más cuentapropistas

Foto: EMTUR

 

El 2020 estuvo marcado por el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, que trajo como consecuencia negocios cerrados, caída en las ventas y calles vacías, afectando fuertemente el mercado laboral. El segundo trimestre de ese año, se destacó como el peor momento histórico del empleo.

 

Luego de un tiempo dedicado a la recuperación del mismo, se registró un crecimiento de la actividad y una disminución de la desocupación. Con el objetivo de analizar la situación en el mercado laboral durante el tercer trimestre de 2021, desde la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Nacional de Mar del Plata, el Grupo de Estudios del Trabajo realizó el Informe Sociolaboral N°35 del Partido de General Pueyrredon, bajo la dirección de Eugenio Actis Di Pascuale.

Según el informe, en Mar del Plata se presentó una reducción de 4.000 personas en la cantidad de desocupados y un aumento del número de ocupados de 30.000, incrementando la Población Económicamente Activa a 26.000. También, se registró una reducción de la cantidad de asalariados registrados y se incrementó el número de cuentapropistas y asalariados no registrados.

De esta forma, “se observó una recuperación en la tasa de empleo respecto al deterioro del inicio de la pandemia, aunque el nivel de ocupación aún se encuentra por debajo de los valores pre pandemia”, dijo. 

“El nivel de ocupación aún se encuentra por debajo de los valores pre pandemia”

Di Pascuale, explicó que “el período 2015-2019 tuvo una degradación en la calidad del empleo. Esto ya venía como una tendencia que se aceleró con la pandemia”. Por lo tanto, se sostiene un deterioro en el empleo y en la calidad del mismo en Mar del Plata.

En este último tiempo se registró una tendencia del crecimiento del empleo por cuenta propia, “hay menos trabajo registrado y ha crecido la proporción de trabajo por cuenta propia, que es lo que acompaña en mayor medida la recuperación del empleo”, comentó.

En referencia a los datos en la ciudad detalló que “de una población de 250 mil ocupados, asalariados registrados quedaron en 105 mil. De los no registrados son cerca de 60 mil y los cuenta propia son 70 mil, después el resto está entre los empleadores o trabajadores familiares sin salario”. A lo que agregó que “la proporción de trabajo de dependencia viene cayendo cada vez más y esto muestra que las relaciones laborales van empeorando”.

“La proporción de trabajo de dependencia viene cayendo cada vez más y esto muestra que las relaciones laborales van empeorando”

La mayor cantidad de personas no registradas viven con niveles de ingreso que no les alcanza para cubrir la Canasta Básica Total. Pensando en una solución Eugenio afirmó que “no es solo una responsabilidad del gobierno local, sino también a nivel nacional con políticas públicas. Por ejemplo, que a nivel local una empresa radique en el Parque Industrial y contrate a 200 empleados es positivo, pero el problema principal está en si los desocupados son 5000 y la mayor parte no tiene estudios completos ni formación profesional”.

 “La tendencia que venía en pre pandemia se aceleró con la pandemia y hasta que no haya un contexto macroeconómico más favorable y estabilidad, la situación va a ser esa”, destacó Di Pascuale.

Para finalizar mencionó que “tenemos que ver que estamos saliendo del pozo del año pasado, la situación fue más grave. La recuperación va a costar, va a llevar mucho tiempo”.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.