Feria del Libro de Mar del Plata: un evento con historia

 

Por Aylén Aurellio*

La Feria del Libro “Mar del Plata Puerto de Lectura” se gestó entre la Secretaría de Cultura del municipio, la Cámara de Libreros del Sudeste de la Provincia, el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos y la Universidad Nacional de Mar del Plata. En el 2004, Fernando Rodríguez, quien trabaja en la Secretaría de Extensión de la UNMDP, tuvo esta idea: “Por un lado me parecía que había algo que faltaba en la ciudad, y por otro, que el programa -de extensión- Universidad de Verano estaba decayendo. Entonces le dije a mi compañera, ¿Qué te parece si armamos una feria del libro?”.

Rodríguez contó que en primer lugar le planteó la idea a Miguel Ratti, representante del Instituto Movilizador en Mar del Plata, y que ambos decidieron contactarse con el entonces secretario de Cultura, Marcelo Marán. “Nos reunimos los tres y nos dimos cuenta que faltaba la pata más importante, que eran las librerías, así que convocamos a las más importantes de Mar del Plata”.

Frente a esto, existía la dificultad de que “los libreros no estaban organizados”, explicó. Por lo tanto, en el 2005 se creó la Cámara de Libreros del Sudeste de la provincia de Buenos Aires, que tuvo a Gustavo Abelleyro, ex dueño de Fray Mocho, como presidente.

El Intendente en su momento nos ayudó mucho a movilizar para reunir gente y conseguir sponsor, para que el municipio no tuviera que intervenir con dinero. Entonces, el organigrama fue contactar a libreros de la zona y a algunos de Capital, para cargar la mayor variedad de libros”, afirmó Abelleyro.

La primera Feria del Libro en 2005 se realizó en la calle, específicamente, en la Plaza San Martín, con una carpa que llegaba hasta Luro y también seguía por Yrigoyen. “Fue un éxito absoluto porque la gente que salía a caminar por la peatonal se metía”, recordó Rodríguez, quien fue el Intendente del evento en esa ocasión. Sin embargo, luego debió cambiarse la locación porque “hubo críticas de los comercios que veían que no los dejaban llegar a sus negocios”.

Por su parte, Abelleyro manifestó: “Estaba lleno de turistas, llegamos creo que a casi 300 charlas y conferencias de autores, la verdad que fue muy importante. Después obviamente no se repitió algo así”.

De la Plaza San Martín, se pasó al primer piso del Hotel Provincial: “Había que subir esas escaleras gigantes, era muy dificultoso, pero fueron un par de ediciones muy buenas”, contó Rodríguez. Incluso recuerda la visita de Cristina Fernández de Kirchner, que en ese momento era presidenta de la Nación.

La visita de Eduardo Galeano en la Feria del Libro 2008. En la foto también se encuentran el ex intendente, Gustavo Pulti, Miguel Ratti -detrás de Galeano-, y a su izquierda Gustavo Abelleyro.

“Después estuvo en la planta baja del Hotel Provincial, creo que fue la peor de las ferias, con muy poca presencia del público, con un espacio que no estaba del todo apto para la actividad”, aseguró Rodríguez. En este sentido, él y Abelleyro coincidieron en que a lo largo de los años, en cuanto a la cantidad de autores que participan y los lectores que se acercan, “lamentablemente fue en disminución”.

Antes de llegar al Centro Cultural Estación Terminal Sur, la Feria se instaló en la Plaza Mitre donde “también anduvo muy bien”, pero realizar el evento en la calle representaba un desafío: “Por un tema de financiamiento, no había un espacio físico para hacerlo, entonces tuvimos que dedicarnos a buscar carpas, y son tremendamente caras para lo que es el margen del libro, esa es la realidad”, explicó Abelleyro.

“Las primeras ferias tenían más de 70 stands y la última edición no llegó a 15”, aseveró Rodríguez, sin embargo, sostuvo: “Es sin duda el gran evento de la ciudad en materia de libros. Me siento super orgulloso en lo que terminó, porque si bien hoy no participo de manera activa, tuve mucho que ver en lo que fue el embrión”.

Por su parte, Abelleyro expresó: “Creo que es la mejor promoción porque la gente venía a ver las charlas, o a conversar con los autores, y era lo que más se acordaban, más que el hecho de comprar el libro”.

Los escritores, sin duda, son una parte fundamental para la realización de la Feria, que tiene como principal objetivo el encuentro entre las historias y los lectores. Los marplatenses, Gabriela Exilart y Sebastián Chilano, cada uno desde su género literario, participaron de distintas ediciones.

“Pasan cosas muy locas”, aseguró Exilart, que además de dedicarse a la escritura, es abogada, y relató la vez que se presentó un lector a quien había demandado. Por su parte, Chilano afirmó que “hay pequeñas recompensas”, como reencontrarse con un compañero de pensión que asistió a la Feria para llevarse sus libros.

 

*Estudiantes del MediaLab, primer Laboratorio de Redacción para Medios Digitales. Se trata de un sistema experimental que consiste en el trabajo periodístico, de producción propia, que desarrollan alumnos del Taller de Redacción para Medios Digitales, correspondiente a la Tecnicatura de Periodismo Digital que se dicta en la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.