La Facultad de Psicología brinda atención gratuita a estudiantes y personas en situación de vulnerabilidad

 

La Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Mar del Plata lleva adelante desde hace 10 años, un programa de atención gratuita para estudiantes y personas que no puedan acceder a una asistencia adecuada. 

Bajo el nombre “Programa de Formación de Graduados en Psicología Clínica en el Ámbito de la Salud Pública”, graduados de la Facultad realizan su posgrado. Portal Universidad dialogó con Favio Di Sabatto, Psicólogo y coordinador del programa, quien explicó que “tiene dos componentes, por un lado la formación del graduado, ya que cuenta con un espacio de supervisión, de formación académica y la posibilidad de atender pacientes, y por otro, brinda un servicio a la comunidad”.

El coordinador mencionó que “este programa se propone como un nodo más de la red de salud”. Está dirigido “a estudiantes universitarios que no tienen obra social o acceso económico para pagar una consulta, y es abierto a toda la comunidad”, dijo.

El posgrado está emplazado en diferentes escuelas de barrios, “hay algunas que han hecho la solicitud y ofrecen un espacio. Por ejemplo, la escuela 503 ofrece para que vayan algunos psicólogos o psicólogas y que atiendan no solo a la comunidad educativa, sino que es un espacio abierto para todos”.

Igualmente, los pacientes pueden ser atendidos en estos sitios o en la Casita Histórica de la Facultad de Psicología. 

La llegada de la pandemia

Haciendo referencia a la cuarentena por el coronavirus, Di Sabatto destacó que “hubo un aumento de consultas sobre todo en los primeros dos o tres meses”. A lo que agregó que “el programa se tuvo que adecuar, nos pudimos adaptar a la situación y hacer atención virtual”.

“Recibimos muchas consultas porque los servicios de salud estaban resentidos, se abocaron específicamente a la atención del Covid. Y los servicios de salud mental estaban bastante restringidos por lo que empezaron a haber más consultas”, expresó el coordinador.

Además, mencionó que “empezaron a aparecer presentaciones clínicas más ligadas a la cuestión del encierro, el aislamiento y la falta del lazo social. Aumentaron las consultas particularmente en adolescentes o padres y madres que estaban preocupados”.

Di Sabatto hizo referencia a la gratificación de realizar este programa y mencionó tres partes: “quienes nos hemos formado en la Universidad Pública e integramos este programa tenemos una cuestión de poder devolverle a la comunidad aquello que nos facilitó, el poder recibirse de la Facultad”.

Por otro lado, “hay una sensibilidad particular de quien trabaja en salud pública. Específicamente en este tipo de dispositivo que tiene que ver con poder llegar a comunidades, personas en situación de mayor vulnerabilidad que no podrían acceder a una atención de calidad si no fuese por este tipo de dispositivos”, detalló. 

Por último, Favio afirmó que “para el graduado tiene la gratificación de ni bien recibirse sentirse acompañado. El programa acompaña en sus primeros pasos, y se arma una comunidad entre ellos que tiene una ganancia muy buena”.

Este año, vuelven a la presencialidad plena luego de la cuarentena. “Hasta el año pasado fue todo virtual. Igualmente hemos atendido personas de otras localidades, asique creemos que el dispositivo de atención virtual llegó para quedarse”, finalizó el psicólogo.

Aquellos graduados que estén interesados pueden acercarse a la Secretaría de Extensión.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.