Alimentación saludable en Mar del Plata, ¿qué se consume y cuánto sale comer bien?

 

*Por Camila García, Malena Nahum y Lucía Etcheverry

En el último tiempo hubo un incremento en la cantidad de dietéticas que se pueden encontrar en la ciudad. Esto es así por la concientización de las personas sobre el cuidado de la salud y la importancia del consumo de alimentos menos procesados. Actualmente, la nutrición tomó un rol importante a la hora de cuidar el organismo, sin darle importancia exclusivamente al aspecto físico.

Las personas buscan mantenerse sanas a través de la alimentación, tomando conciencia de lo que consumen y lo que le hace bien al cuerpo. Por eso, cada vez hay más oferta de dietéticas y locales con alimentos saludables. En este relevamiento tenemos en cuenta la variación de precios según el barrio de la ciudad en la que está ubicado cada local. Sumado al consumo de la dieta vegana que está en boga.

MediaLab de Portal Universidad se comunicó con Ana Magnoni, Licenciada en Nutrición, para consultarle sobre la “vida sana”, y ella comentó que lo importante, en cuanto a salud, es incorporar alimentos más naturales y menos procesados. El equilibrio entre calidad y cantidad es lo recomendable. Incorporar nutrientes sin aditivos, y dejar de lado las fortificaciones que pueden acompañar a un alimento “de paquete”. Añadió que “nuestro cuerpo necesita vitaminas, minerales, energía (que te lo dan los hidratos de carbono), proteína, para la formación del músculo y hueso, necesita grasas. Y nosotros con los alimentos le aportamos eso. Por eso, es tan importante comer bien, variado, comer variedad de colores en frutas y verduras”.

Además, desmiente el mito de que comer saludable es caro. Desde su mirada nutricional, aclara que lo importante es comprar menos mercadería que conseguimos en los supermercados, y comprar más alimentos reales, como puede ser en dietéticas, carnicerías y verdulerías. Como en cualquier tipo de alimentación, hay algunos productos más caros, pero siempre existe el reemplazo económico, y su constitución nutricional puede ser la misma.

“Es muy importante consumir alimentos reales, en su forma natural, que son totalmente distintos a los alimentos ultra procesados que están adicionados con vitaminas, minerales, entre otros”, afirma Magnoni.

Agustina Caro, Licenciada en Nutrición, también aportó información sobre el tema cuando se le consultó sobre la relevancia de “alimentarse bien” y enfocó su relato en que tener buenos hábitos alimentarios es importante, porque nos permite obtener todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita para estar saludable y cumplir todas sus funciones. De esta manera, prevenimos enfermedades, principalmente crónicas no transmisibles, cómo por ejemplo, diabetes tipo dos, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, etc.”.

“Afortunadamente, desde el ámbito de la nutrición, se está cambiando la visión del pesocentrismo (mirada centrada únicamente en el peso corporal), ya que se comprobó que por sí solo, no es un parámetro que sirva para determinar si el paciente está o no sano”, destacó Agustina Caro

Si tenemos en cuenta las legislaciones actuales que se focalizan en la nutrición, el 22 de marzo del presente año, se aprobó la Ley n° 27.642 para la promoción de la alimentación saludable publicada en el Boletín Oficial. La misma, busca garantizar la alimentación saludable de la población y el acceso a la salud, brindando información nutricional, de alimentos envasados y bebidas alcohólicas. Decretando que la alimentación saludable es aquella equilibrada y variada, y que aporte una cantidad suficiente de nutrientes esenciales.

Relevamiento de precios y demanda

Los barrios de Mar del Plata presentan algunas diferencias según su ubicación en la ciudad. Una de ellas es la forma de consumir alimentos. En este marco, se realizó un relevamiento de precios, enfocado en los alimentos saludables. Teniendo en cuenta los distintos puntos geográficos de la ciudad y alrededores, se consultaron dietéticas en busca de información de demanda y variación de precios.

MediaLab de Portal Universidad habló con los dueños de dos dietéticas ubicadas en el corredor comercial de San Juan y en el centro de la ciudad. En principio se consultó sobre los productos que más se venden en estos establecimientos; ambos coincidieron en que los productos veganos son los más vendidos, así como los cereales, legumbres y frutos secos.

En segundo lugar, se indagó sobre el público de las dietéticas que compra productos saludables, veganos o naturales sin llevar necesariamente una alimentación a base de plantas o vegetariana. Por un lado, se le atribuye un motivo económico a este consumo, el dueño de la dietética del centro argumentó que “la gente que no es vegana ni vegetariana y compra en el negocio lo hace por una cuestión de precios, de que las legumbres son más económicas, las harinas son más económicas, todo lo que es suelto, que viene sin packaging es muchísimo más barato”.

Por otro lado, se le atribuye a la pandemia y a la información sobre alimentación que tenemos disponible, como comentaba la dueña de la dietética de zona San Juan: “La pandemia hizo que la gente al tener más tiempo de cocinar, viera la calidad de comida que estaba haciendo y se volcara a buscar alternativas más sanas. Sobre todo, dejar las harinas blancas”.

Por último, MediaLab de Portal Universidad consultó por la incorporación de productos de emprendimientos independientes, en donde ambas dietéticas coincidieron en que esta medida influyó positivamente en las ventas, principalmente porque los emprendimientos ya tenían un público previo cautivo que ahora tiene un lugar físico donde puede retirar los productos y lógicamente es más clientela para estos negocios.

Además, comparamos precios de productos en dietéticas de zona centro, San Juan, Güemes y Parque Luro. La diferencia de precio entre negocios es notable. En términos generales, la zona más económica es el centro, hay gran variedad de productos a precios accesibles.

Luego en San Juan y Güemes los precios son más elevados. Teniendo de referencia el mix básico de frutos secos podemos encontrarlo en los lugares más baratos en aproximadamente $650 el kilo, mientras que en otras dietéticas ronda los $1000. Si se coteja el arroz integral y el yamaní (productos muy consumidos por su riqueza en proteínas) estamos hablando de precios que en las zonas más económicas rondan los $150 el kilo y en las más caras los encontramos a $300. Otro de los productos que se comparó fueron las legumbres por kilo, en este caso, la diferencia de precios es mínima, hay una variación de máximo $100 entre las tiendas de alimentos saludables.

Alimentación basada en plantas

Al hablar de una dieta vegana, en el común de la gente se cree que es una alimentación para unos pocos, debido a los precios de los productos envasados que abarcan esta dieta. Sin embargo, a partir de la mayor cantidad de personas que deciden llevar dicha alimentación, esto ya no es así.

Siempre teniendo en cuenta la salud y el consumo de los nutrientes necesarios, se recomienda consultar con un nutricionista a la hora de decidir dejar de comer productos de origen animal. Además, se debe buscar el correcto reemplazo de estos alimentos, para que no se deteriore la salud.

Si se buscan productos económicos lo recomendable es siempre comprar alimentos naturales, que su combinación permite crear comidas en los hogares sin el gasto extra de lo envasado. Pero a la hora de buscar productos terminados, se puede acceder a los emprendimientos locales, los que, al no estar industrializados, son más económicos que una dietética. Incluso, la venta de sus comidas, en éstas han generado mayores ventas.

Frutas, verduras y legumbres, son algunos de los alimentos principales de este tipo de alimentación. “Lo importante es que esté bien asesorado, porque es necesaria la suplementación con vitamina B12, pero teniendo una alimentación variada es totalmente saludable y segura” afirma la nutricionista, Ana Magnoni. Además, la licenciada Agustina Caro, concuerda con este argumento y suma que “lo importante, es transmitir el mensaje de que una alimentación vegana o vegetariana debe ser correctamente planificada para poder obtener todos los nutrientes y evitar enfermedades por carencia de los mismos”.

Juliana Zimmermann tiene una dieta basada en plantas y le contó al portal que hace casi 3 años que la lleva a cabo, y que notó un cambio muy grande en cuanto a la cantidad de emprendimientos que comenzaron a aparecer en la ciudad, lo cual facilitaba la compra de comida ya hecha. Además, comentó que “era re difícil conseguir productos en ese momento, o sea, al tiempo empecé a conocer más, supongo que porque la demanda también influyó”. A su vez, aportó el dato de que se realizan ferias veganas, en las cuales, dichos emprendimientos venden sus productos, lo que genera que se divulguen aún más sus producciones.

En cuanto al precio de los productos que adquiere en las dietéticas, compara precios y se dirige a aquellas que sabe que son económicas y que, a su vez, tienen el beneficio de Cuenta DNI, sumado a la variedad de productos. Una de esas dietéticas es la ubicada en zona centro, de la cual, se hizo el relevamiento de precios. Incluso, es la que más diversidad de emprendimientos y alimentos basados en plantas tiene, en comparación a las demás. Añadiendo, también, que es conocida en el “mundo vegano” como “LA dietética económica” de la ciudad.

 

*Estudiantes del MediaLab, primer Laboratorio de Redacción para Medios Digitales. Se trata de un sistema experimental que consiste en el trabajo periodístico, de producción propia, que desarrollan alumnos del Taller de Redacción para Medios Digitales, correspondiente a la Tecnicatura de Periodismo Digital que se dicta en la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.