La alimentación, las redes sociales y los peligros de las dietas de moda

 

En el último tiempo la virtualidad se transformó en una de las mayores formas de consumo de los adolescentes, y el uso constante de redes sociales conlleva algunas cuestiones negativas como la visión de la alimentación en conjunto con famosos o personalidades que traen consigo dietas a seguir.

La preocupación por estas rutinas que llevan a cambiar los hábitos alimenticios de los jóvenes es cada vez mayor, más aún considerando que quienes promocionan estas formas no son profesionales de la salud.

Portal Universidad dialogó con Lorena Lázaro Cuesta, Nutricionista y Directora del Observatorio Alimentario Nutricional de la Escuela Superior de Medicina de la Universidad Nacional de Mar del Plata, sobre los efectos de las redes sociales en la alimentación.

La nutricionista explicó que “las redes sociales y los modelos imperantes en una sociedad, como personas famosas o reconocidas, generan que los adolescentes y jóvenes quieran seguir determinadas decisiones en cuanto a la alimentación, como la cantidad y calidad de alimentos a consumir o ingerir”.

Estas tendencias, “generan determinadas conductas que no son saludables y algunas preocupaciones excesivas, por la imagen corporal o la ingesta de determinados alimentos”, mencionó. 

Haciendo referencia a la información que es difundida por personas que no son trabajadores de la salud, expresó que “es frecuente que se opine y se hable en determinados medios sobre las dietas de moda, que sigue algún famoso o incluso que haya columnas de opinión donde no hay un profesional que esté formado con respecto a la alimentación y cuales serían las formas más saludables de comer”.

“Muchas personas terminan siguiendo estas recomendaciones que no son dadas por un profesional y terminan generando daños en la propia salud”, afirmó Lorena.

Las dietas de moda y sus peligros

Lázaro Cuesta hizo referencia a cuáles son las consecuencias de seguir determinadas dietas de moda y detalló que “dependiendo de la dieta pueden llevar a situaciones de descenso de azúcar en sangre en determinados momentos del día. Esto suele ocurrir con los desayunos intermitentes, que generan que el cuerpo ponga en marcha mecanismos compensatorios para mantener los niveles de azúcar en sangre y responder a las necesidad de energía de esa persona”.

Además, “en los periodos de ayunos o falta de ingestas de nutrientes que son más prolongados, puede haber algún tipo de desmayo”.

En cuanto a las dietas que son altas en grasas, “pueden haber complicaciones como aumento del nivel del colesterol en sangre y sobrecarga en el hígado por el exceso de grasa“, dijo.

En el caso de las dietas restrictivas, “puede haber carencia de determinados nutrientes, en particular de vitaminas y minerales. Ocurre en dietas bajas en calorías”. A lo que agregó que “incluso algunos profesionales reconocidos han planteado estas dietas en las que se come poquita cantidad de vegetales y prácticamente nada de cereales y legumbres”.

A su vez, “en algunos casos, se le indica a la persona que tome un suplemento de vitaminas y minerales, que no es una manera natural”, comentó. A lo que afirmó que en estas dietas bruscas, “se pierde en general agua corporal, que impacta y genera una mínima deshidratación”.

“Las dietas de moda instauran determinados vínculos nocivos con la alimentación, porque generan que la persona termine haciendo una dieta tras otra con pérdida de masa magra, perdiendo un tejido que es valioso para el cuerpo”, destacó Lorena.

Las actividades de la ESM frente a esta situación

Lázaro Cuesta explicó que desde el Observatorio Nutricional de la Escuela Superior de Medicina, “creemos que hay que trabajar de manera preventiva sobre todo en las primeras etapas de la vida, buscando promover hábitos saludables y consumo de alimentos que permitan el buen vínculo con la comida, el cuerpo y la imagen corporal”.

De esta forma, proponen realizar actividades en las escuelas con niños de nivel inicial, jardín, primaria y secundaria, “generando conciencia y sensibilizando a la población para identificar estos patrones y dietas de moda que lo único que hacen es perpetuar la malnutrición”, planteó.

A partir del próximo 8 de junio y por dos miércoles más, la ESM realizará encuentros con directivos e inspectores de todas las modalidades y niveles de las escuelas públicas provinciales. “Venimos trabajando en forma coordinada con la Jefatura Distrital de Gestión Pública de General Pueyrredon, para trabajar con docentes en propuestas que la pueden llegar a los chicos desde etapas tempranas de la vida”, detalló Lorena.

“Confiamos en talleres de cocina y actividades lúdico recreativas donde se trabaje con determinados alimentos saludables y que promuevan una alimentación sana, segura y soberana, es la forma de generar cambios más profundos”, finalizó.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.