Cuidando lo nuestro: se inauguró el primer botellómetro de Mar del Plata

 

La Secretaría de Vinculación con el Medio de la Universidad Nacional de Mar del Plata, a través de su participación en el proyecto “cuidando lo nuestro”, inauguraron el primero botellómetro en un punto verde de Mar del Plata. Esta ubicado en el centro comercial de Constitución 4079 y es el primero de muchos mas que se van a instalar en otros lugares estratégicos de la ciudad.

El objetivo fue desarrollar un contenedor para las eco-botellas, e instalarlos como punto verde en distintos lugares de la ciudad. La idea es trabajar el hábito de reciclar desde el hogar estos desperdicios que en realidad son un recurso valioso para la industria del plástico. Y de esta manera colaborar con el objetivo del proyecto de generar la economía circular de los residuos plásticos de un solo uso del Partido de Gral. Pueyrredón.

Portal Universidad dialogó con Jesica Teyseyre, coordinadora del proyecto, quien habló sobre la iniciativa,  “a nivel universidad es generar tanto investigaciones como desarrollo tecnológico para valorizar y generar un posición sustentable de estos residuos plásticos y poder generar una economía circular”, expresó.

En un comienzo, estaba pensado solamente para los colegios, “pero en esta situación de cambios de fase y demás, nos pareció mejor ponerlo en algún punto de la ciudad más visible y más adelante si seguir trabajando con las escuelas”, afirmó.

El proyecto fue aprobado en diciembre del 2019, por lo tanto “surgió durante la pandemia. Logramos trabajar en la sensibilización de las eco-botellas en conjunto con otras organizaciones que ya estaban trabajando esta temática” a lo que añadió que, “es un proyecto interdisciplinario entre distintas unidades académicas”. 

De este modo, con la Facultad de Humanidades trabajaron en “dispositivos pedagógicos para las escuelas y campañas en redes sociales del proyecto”. Mientras que, la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño, “trabajó en diseñar este botellómetro y otro dispositivo más lúdico para las escuelas”.

Por un lado, el “Botellómetro” cuenta con una geometría que se asemeja a las proporciones de una botella para vincular el producto que va a estar adentro con el contenedor y, por el otro, tiene una gráfica que motiva a que este contenedor se vaya llenando. Esta gráfica es como un termómetro: el color más bajo de la botella es de color rojo y a medida que asciende, es decir, a medida que el contenedor se va llenando, el color va hacia un verde que nos hace pensar en lo positivo y lo sustentable.

 Por otro lado, las organizaciones Cámara Marplatense de la Industria Plástica, Reconstruir, “que estaban trabajando en distintos puntos verdes de la ciudad” y FortaleceRSE, que “trabajaban en temáticas de responsabilidad social empresarial”, también forman parte del proyecto.

 “Nuestra idea es comenzar a generar alianzas con empresas o escuelas, que quieran tener el botellómetro o ser un punto verde. La empresa financiaría su propio botellómetro, pero nosotros, con el manual de uso y de diseño colaboraremos para que lo puedan tener“, indicó.

 

A su vez, señaló, que “las tapitas son donadas al Materno Infantil, donde se las venden a empresas marplatenses para hacer perchas. Lo que es polipropileno va para las pruebas de madera plástica y el polietileno se vuelve bolsa”.

 Teyseyre comentó que se aliaron con la división de emprendimientos de la municipalidad, donde se realizan talleres de reciclado. Por lo tanto, “la logística del retiro de las botellas de los puntos verdes, lo realizan voluntarios del proyecto y los llevan al lugar de acopio, donde los chicos del taller hacen la apertura de la botella y la separación del polietileno y polipropileno. Después, cada uno de los materiales se acerca a las distintas empresas”.

 

Por último, afirmó que hay un trabajo previo muy arduo. El botellómetro es el primero que tiene el dispositivo, pero nosotros ya tenemos 27 puntos verdes funcionando en la ciudad”.

“Cuidar lo nuestro”:

El objetivo general del proyecto Generar investigaciones y desarrollos tecnológicos para la valorización y disposición sustentable de los residuos plásticos, tendientes a lograr una economía circular.

Se busca identificar y desarrollar, conjuntamente con empresas industriales, posibles productos en base a insumos plásticos reciclados, tales como: asfalto modificado, vigas, revestimientos y mobiliario urbano.

La convocatoria lleva el nombre de “Proyectos de Investigación Interfacultades integrados con actividades de Extensión y Transferencia” (PI3cET) y su director es el DR. Fernando Graña.

También puede gustarle...

1 Respuesta

  1. IRENE dice:

    ME PARECE MUY BUENA IDEA Y DEBEMOS ONTINUAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *