Imprudencia y falta de control: los principales motivos de una tragedia evitable

Foto: Bomberos Voluntarios de Chascomús

 

A raíz del accidente fatal ocurrido en la madrugada de este martes en el kilómetro 133 de la Autovía 2 que lamentablemente dejó al menos 2 fallecidos y 44 heridos, Portal Universidad dialogó con Héctor Ragnoli, perito verificador de siniestros viales y asesor en la Secretaría de Educación Municipal en la Formación Docente para la Educación Vial, acerca de las negligencias e irregularidades que continúan ocurriendo luego de centenas de siniestros.

Volvemos a hablar de los micros en siniestros viales pero, al fin y al cabo, no son accidentes, acá hay varias fallas.

En principio, la primera ilegalidad manifestada por los propios pasajeros que viajaban en el micro de Plusmar que había partido de Miramar y subido más pasajeros en Mar del Plata es que el colectivo iba lleno, “no se estaba respetando el aforo del 60% por el tema del covid, no se les hizo control de temperatura al subir al micro y muy pocos iban con barbijo” aseguró Ragnoli.

A esto se le suma “la desprolijidad con la que manejaban ambos choferes”. Incluso, los pasajeros notaron que, por momentos, “se encendía la luz roja por sobrepasar las velocidades máximas obligatorias hasta que se perdió el dominio, cruzó la línea que divide los carriles y volcó en la banquina sobre el sentido contrario” explicó.

En otro orden, el chofer manifestó que “se le había empañado el vidrio y, al tratar de limpiarlo manualmente, perdió el dominio del micro”. Si bien están a la espera de los resultados de la pericia mecánica, el especialista afirmó que, en base a las filmaciones, “el micro se desvía del carril, baja la hondonada y, al subir a la banquina contraria, impacta con el ángulo delantero izquierdo. Es decir, ahí es donde pega al subir la hondonada, se traba del lado izquierdo, vuelca sobre el lateral derecho y termina impactando contra el alambrado de la banquina contraria. Esto quiere decir que el micro cruza a una velocidad importante“.

El trasfondo siempre es que se trata de llevar una mayor cantidad de pasajeros por el mismo costo de traslado.

Sin embargo, las negligencias continúan ya que, luego del vuelco, las personas no podían abrir las salidas de emergencia del colectivo. “Al ser un micro doble piso con 4,10 metros de altura, el vidrio ocupa mucho espacio y la parte superior que debería hacer palanca es muy frágil. Entonces, eso es lo que termina quebrándose y provocando mayores lesiones a todos los que van sentados en ese espacio” confirmó Ragnoli.

“Es lo que se viene hablando de que el micro tiene estabilidad pero no está sujeta a maniobras bruscas, es muy difícil controlarlo si va por un camino con superficies desparejas y si no cumple con los parámetros pertinentes. Todas estas cuestiones se espera que mejoren, lamentablemente, después de tener tantos muertos durante tantos años” reveló.

Ragnoli además adelantó que se espera que el proyecto de la tarjeta digital se implemente en menos de 180 días y reemplace a la tarjeta de cartón que tienen los choferes de micro con el objetivo de evitar el manejo de las empresas sobre los trabajadores, obligándolos a manejar más horas de las que corresponden. Así lo afirmó el especialista: “Esta tarjeta digital va a estar monitoreada registrando al chofer y la cantidad de horas de manejo. Esto va a ingresar en una base de datos del Ministerio de Transporte, va a tener una geolocalización para controlar el micro, un detector de fatiga del chofer y sensores que hacen sonar una alarma si el micro se sale del carril”.

También puede gustarle...

2 Respuestas

  1. julio 14, 2021

    […] a las negligencias e irregularidades que continúan ocurriendo luego de decenas de siniestros automovilís…, la insistencia por la necesidad de crear una Policía de Seguridad Vial en Mar del Plata sigue en […]

  2. noviembre 10, 2021

    […] embargo, de manera complementaria, “se requerirían esfuerzos para mejorar la seguridad vehicular, que tanto sufre la ciudad en la actualidad. Por el lado del transporte público, sería importante […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.