Escuela Universitaria de Formación Profesional, un eslabón fundamental en la extensión

El compromiso de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP) con los distintos sectores de la sociedad no escapa al área laboral. Es por eso que desde la Escuela Universitaria de Formación Profesional (UEFP) se apunta al fortalecimiento de políticas que permitan la especialización en distintos oficios a partir de indicadores laborales, tanto del Partido de General Pueyrredón como de la zona. Así, lo que comenzó en abril de 2022 como capacitación en los ámbitos de la construcción y la mecánica, hoy amplía sus horizontes respondiendo a una demanda cada vez más rigurosa.

Para conocer su trayectoria en estos más de dos años, el funcionamiento y planes a futuro, desde Portal Universidad dialogamos con su director, Daniel Villalba, que se explayó en el tema.

La creación de la Escuela de Formación Profesional plantea el desarrollo de un ámbito institucional que, hasta no hace mucho, se encontraba vacante en la UNMDP. La demanda de nuevas competencias profesionales vinculadas a los avances tecnológicos aplicados, las tendencias a calificaciones cada vez más específicas y la importancia de los conocimientos y competencias sociales, junto con los saberes técnicos, representan nuevos desafíos de cara a pensar y repensar una futura oferta educativa.

Así, desde la casa de estudios superiores lo que se planteó como fin es la promoción del desarrollo y dictado de trayectos formativos a través de una oferta orientada hacia la formación técnico-profesional que responda a las demandas actuales.

El vínculo de la Universidad con el mundo laboral

Desde un primer momento, la articulación con escuelas de formación de sindicatos tales como la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA), Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA) permitió detectar, a partir de un análisis nacional, que distintas zonas del país requerían especialización en determinadas áreas. “La metal-mecánica y la industria de la construcción, diseño e innovación son las que nosotros aplicamos en la primera etapa y en función de eso se armó el camino. A través de la ordenanza 823 se le dio legitimidad a la escuela y a su funcionamiento a partir de lo cual nos permite conveniar con un montón de instituciones para cada uno de los trayectos que estamos generando, no solo en Mar de Plata, sino en toda la zona de influencia de la Universidad Nacional”, comentó Villaba.

La UNMDP abrió cursos de capacitación en Lobería

A eso se suman los centros de extensión de la UNMDP. “Para nosotros esos espacios son muy importante porque territorialmente se pueden detectar las necesidades concretas de la población. Pero para que todo esto funcione es necesario tener la pata del sector productivo, es decir, la industria. Nosotros tratamos de reunir datos para que la escuela cimente esos trayectos formativo a partir de datos concretos de necesidades laborales como por ejemplo en el área portuaria, textil, cordón frutihortícola, industrial y construcción. La Universidad lo que intenta la escuela es poder complementar trayectos a través de sus recursos que son los recursos docentes“.

De esta forma, los cursos comenzaron a tener su impronta y, además de aplicar en oficios tradicionales, también empezaron a transitar áreas de innovación tecnológica. “Desde el primer año desarrollamos cursos como el de diseño innovación de videojuegos e impresión 3D con la gente de la UOCRA y con SMATA cursos que tenían que ver con el área metalmecánica. Todo eso desarrollado tanto en los talleres de ambos sindicatos como así también de las Facultades de Arquitectura e Ingeniería, donde podemos utilizar sus espacios y, gracias a este programa, logramos equiparlos con soldaduras nuevas, material de calibración y distintos elementos específicos”, agregó el director.

El funcionamiento del Programa

Si bien la Escuela Universitaria de Formación Profesional es para mayores de 18 años, lo interesante es que no es necesario tener finalizado el ciclo secundario para poder acceder a estos cursos, lo que permite, de alguna manera, acercar a una parte de la sociedad al mundo universitario pero desmarcándose de las carreras tradicionales y la tecnicaturas.

En ese aspecto, Villalba explicó que: “Hoy tenemos más de 20 cursos armados con sus equipos docentes que no tienen una fecha de apertura anual como cualquier otra escuela sino que vamos tratando de avanzar sobre los convenios. Por ejemplo, el año pasado desarrollamos un conjunto de cursos que los llamamos “Oficios Rurales”, los articulamos con la Facultad de Agrarias y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y convenimos con la Cámara Rural de Balcarce y su municipio a través de varias áreas. Entonces armamos ahí un entrelace entre diversos actores y en el medio los cursos que son de entre dos y cuatro meses”.

Por otro lado, el área que tiene como integrantes de equipo a Juan Perrier y Victoria Frontini, realiza un seguimiento de sus alumnos articulando así con la Secretaría Académica a cargo de Daniel Reynoso. “Entendemos que es una herramienta académica, no solo para el mundo del trabajo, sino que también puede ver a la universidad como una oportunidad de ascenso social“, señaló.

Además de ser de carácter gratuito, otro de los aspecto destacados es que al finalizar el curso aprobado se extiende un certificado que valida ese trayecto firmado por el Rector y el Secretario Académico lo que profundiza la marca de la Universidad en la formación.

Además de lo que sucede en las aulas y talleres, desde la UEFP existe un constante seguimiento de sus alumnos con el fin de generar una base de datos que les permita visibilizar diversas cuestiones. “Hay estudiantes que ven en nosotros una posibilidad de mejoramiento a una habilidad que ya poseían. Tratamos de tener una prescripción con una serie de datos desde el punto de vista laboral, salud, género, entre otras, que nos permiten tener un seguimiento posterior a la culminación del curso“.

¿Cómo se gestionan los cursos?

Lejos de aguardar a que lleguen propuestas, desde el equipo que coordina a la Escuela se confeccionó una agenda que permita ir brindando los espacios que se detecten como necesarios. “Desde un primer momento, gracias a la articulación con SMATA y UOCRA además del convenio con la CGT, pudimos observar todo el mundo laboral y eso nos permitió empezar a gestionar un plan estratégico. Toda esa información que recopilábamos, donde también fueron partícipes los Observatorios de la UNMDP fueron el fundamento de la escuela. Así, adelantamos la gestión para poder conveniar. Por ejemplo, los site cursos que se dictaron en 2023 en Balcarce fueron producto de un convenio hecho en 2022. Entonces lo que estamos haciendo ahora es lo que ya estaba pactado entonces de los municipios lo esperan”.

Así como el objetivo de los cursos es, además de la formación, lograr la insersión laboral, uno de las exigencias a la hora de cerrar un vínculo es poder profundizar en ello. “Tenemos un convenio firmado con el Parque Industrial y ellos siempre demandan formación y capacitación y nosotros podemos cumplir con eso. Entonces les pedimos que con todo el aparato de empresas que hay nos garanticen determinada cantidad de pasantías que después se pueden transformar en contrataciones porque nuestro objetivo es que la persona que pasa por un curso de la universidad, al cabo de eso tenga trabajo“.

Diplomaturas y Tecnicaturas, el próximo objetivo.

El plan de acción del 2024 presenta como principales puntos el fortalecimiento de lasrelaciones con las escuelas provinciales y municipales, con el Parque Industrial, La Fundación UOCRA y el Centro de Constructores y Anexos ya que ahí están todas las empreasas de la industria local, desde la más chica hasta la más grande. Pero también hay un objetivo más ambicioso desde lo académico que es poder convertir un conjunto de cursos en una diplomatura o tecnicatura. “Eso lo habilita la ordenanza pero recién estamos en el tercer año y queremos consolidar de alguna manera la oferta actual. De todos modos lo vemos relativamente cerca”, anunció Villalba.

En cuanto a esto, detalló que: “Lo que tenemos encaminadoes la diplomatura de Oficio Rural que lo está armando la Facultad de Ciencias Agrarias. Una diplomatura te permite ofrecerla en el conjunto, es decir podés dar un conjunto de seis cursos durante uno o dos años y que estén vinculados entre sí”.

Divulgación y complementación

Otro de los aspectos escenciales es la convivencia de esta Escuela con las ya existentes. “Nosotros divulgamos mucho en las escuelas de Formación Municipal que son más de doce y superan los 60 años de trayectoria en la ciudad. Hemos firmado un convenio con la Municipalidad para, justamente, acordar trayectos que sean suplementarios. De ningún modo la Universidad va a cubrir otro contenido que da una escuela secundaria“.

En relación a esto, Villalba remarcó lo que sucede actualmente en la Escuela Municipal N° 1. “Ahora estamos dando un curso de operador para la industria del plástico en la escuela ubicada en Chile y San Martín, que es una de las más conocidas. La institución nos cede el lugar y nosotros ponemos los docentes que investigadores del INTEMA y tenemos más de 20 estudiantes“.

El trabajo mancomunado también se da con el afuera de la ciudad ya que la UEFP forma parte de una red nacional de 61 Escuela de Formación Profesional de la Universidad de públicas nacionales y provinciales. “A nosotros nos han allanado el camino escuelas de universidades como las de La Plata, UNICEN, Córdoba y Jujuy que ya vienen con más de 15 años de trayectoria. Ya sea con la ordenanza para aprobar la escuela, los contenidos de los cursos, cómo armarlos, las estructuras, el seguimiento. Esa red nos ayuda a consolidar una política pública”, remarcó.

El financiamiento, un tema que no es ajeno

Al igual que todas las universidades públicas del país, el giro de recursos por parte del gobierno nacional afecta a cada una de las áreas y la Escuela de Formación Profesional no está exenta. “Creo que el actual gobierno no tiene ninguna prioridad de que esto continúe así que nos estamos tratando de hacer fuerte entre las escuelas. Elevamos un documento el otro día al CIN y cuando la Cámara de Diputados se manifestó en favor la Marcha Universitaria, hubo un renglón Universidades y Escuelas de Formación Profesional que la pudimos lo pudimos agregar a través de algunos legisladores y era importante eso porque necesitamos financiamiento”, concluyó.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *