Legionella, de qué se trata la infección pulmonar que afecta a un sanatorio de Tucumán

 

En las últimas semanas comenzó un brote en el Sanatorio Luz Médica de Tucumán con una neumonía bilateral de origen desconocido. Hasta el momento, hay once infectados, seis de ellos fallecidos, los contagiados se encontraban en el sanatorio y los cuadros que se presentaron fueron fiebre, tos, falta de aire y todos desarrollaron neumonía bilateral. 

En la tarde del sábado, la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, informó que se trata de un brote causado por la bacteria Legionella, y explicó que se realizaron cuatro muestras, tres respiratorias y una punción biopsia de uno de los pacientes fallecidos, donde se detectó “genoma de la bacteria Legionella quedando pendiente la tipificación de la misma, se sospecha que sea Legionella pneumophila”.

Portal Universidad dialogó con Alexis Manzo, Infectólogo y docente de la Escuela Superior de Medicina de la Universidad Nacional de Mar del Plata, sobre la infección pulmonar que está afectando a Tucumán.

Cuando hablamos de neumonía nos referimos “al compromiso pulmonar por un agente infeccioso, que puede ser bacteria, virus, hongo o parásito. Bilateral, implica en general el compromiso de los dos pulmones, lo que se considera como una neumonía de mayor gravedad porque repercute mucho en la oxigenación y en el estado general del paciente”.

Del mismo modo, declaró que “las neumonías más comunes son provocadas por el neumococo y es menos probable que sea bilateral frente a las neumonías virales, como la del coronavirus o gripe que en general si comprometen a ambos pulmones”.

Haciendo referencia a lo sucedido en Tucumán expresó que “son neumonías bilaterales graves y requiere de asistencia respiratoria mecánica”.

Manzo destacó que “se confirmó la Legionella como causa de esta neumonía bilateral grave. Se trata de una bacteria, por lo tanto el tratamiento son un tipo de antibióticos específicos que se llaman macrólidos, para los cuales las neumonías graves tienen indicación además de los que vemos habitualmente”.

“Este cuadro de neumonía, se llama enfermedad de los legionarios porque en el año 76 en un encuentro de legionarios en un hotel de Pensilvania hubo un brote de este tipo de neumonía. También es la causa de un cuadro más leve que es la fiebre de Pontiac, que no compromete el pulmón, es un síndrome febril”, explicó.

Además, detalló que “es una bacteria que sobrevive en agua dulce y se han visto brotes relacionados con la colonización de la bacteria de los sistemas de aire acondicionado o de duchas, de lugares que no están idealmente higienizados donde circula agua dulce”.

Esta bacteria, tuvo un brote importante en Carmen de Areco en 2013 en un hospital. “Puede provocar brotes, si bien en Argentina no es muy frecuente o por lo menos no se diagnostica habitualmente, porque es difícil de determinar, provoca brotes asociados con una fuente común”.

“Con un inicio de tratamiento precoz la tasa de mortalidad disminuye muchísimo. Pero la realidad es que tampoco es una causa muy frecuente en nuestro país, si bien estamos viendo cada vez más”, señaló Manzo.

Esta bacteria, se encuentra naturalmente en los ambientes de agua dulce, como lagos y arroyos, y pueden convertirse en una preocupación de salud cuando se multiplican y propagan en los sistemas de agua artificiales de los edificios. A lo que el infectólogo ejemplificó que “se puede dar en un equipo de aire acondicionado o de una fuente de una ducha donde la bacteria se aerosoliza e ingresa al pulmón de las personas a través de pequeñas gotitas que ingresan a la vía respiratoria”.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.