El Galpón de las Artes, más de 20 años de intercambio con la comunidad universitaria

Foto: El Galpón de las Artes

 

Luego de más de un año con los espacios cerrados, el teatro independiente marplatense, siempre en movimiento, logra adaptarse y, una vez más, sobrevivir al desafío.

En este contexto, Portal Universidad dialogó con Claudia Balinotti, referente del Galpón de las Artes, quien detalló su experiencia en el intercambio de conocimientos con el campo universitario, la potencialidad del teatro independiente en la ciudad y la próxima reapertura del espacio.

“En Mar del Plata tenemos el gran aporte del campo universitario con académicos realmente entusiastas” recuerda la coordinadora. En este sentido, “cada actividad que se hizo nos demuestra que ese andamiaje mutuo, en donde el conocimiento y el arte se cruzan, potencia toda la actividad cultural que El Galpón de las Artes puede desarrollar” aseguró.

Siempre estamos muy agradecidos porque la Universidad sea un espacio de puertas abiertas y que la comunidad cuente con este acompañamiento para seamos parte, siempre es en reciprocidad.

Durante este 2021 se encuentran cumpliendo 25 años de actividad continua en la institución, Balinotti comentó que ya en 1999 habían hecho un convenio de colaboración con la Universidad Nacional de Mar del Plata que les permitió hacer dos encuentros de teorías del aprendizaje en conjunto con la UBA.

 

El último proyecto realizado en conjunto con la UNMDP se trató de una propuesta metodológica la cátedra Metodología y Prácticas de Investigación en Cultura de la Licenciatura en Gestión Cultural, donde los estudiantes debían constituir un problema de investigación sobre la base de alguna inquietud de la realidad: “Cuando aplicas los saberes teóricos a una práctica concreta es muy importante” explicó.

Este último intercambio en tiempos de pandemia nos llena de alegría y es todo un desafío donde pensamos en un teatro cerrado al público pero abierto a la comunidad. Esta creatividad que nos acompaña nos hace poner horizontes posibles donde construimos posibilidades en tiempos tan complicados.

En este contexto de pensar al teatro independiente con un fuerte posicionamiento comunitario, Balinotti declaró que “es muy importante considerar que el teatro no es solamente un espacio de exhibición de propuestas. Entendemos que, como es una producción que forma parte de la cultura, debe ser accesible y considerado un derecho”.

Respecto a la actividad del espacio durante la pandemia, “estuvimos cerrados desde el principio, parecía algo temporal y no teníamos la dimensión que demostró. En todos esos meses nos centramos en una tarea solidaria de acompañamiento a los espacio más vulnerados y a los trabajadores del circuito artístico marplatense que quedaron sin sustento” explicó la coordinadora.

Empezamos a trabajar codo a codo con la Asociación de Trabajadores del Teatro de la Región Atlántica (ATTRA) tanto en la preparación de bolsones de alimentos como en apoyos económicos para iniciar esta campaña solidaria.

Sin embargo, cuando llega la temporada 2020-2021 notaron que era muy trabajoso sostener el espacio con los gastos fijos, aún estando cerrados. Entonces, “como no nos daban los tiempos ni el financiamiento para adaptar la sala a los protocolos sanitarios, decidimos no abrir pensando en una reactivación del sector en el corto plazo” manifestó.

En cuanto a políticas de apoyo, recién en noviembre del 2020 pudieron acceder a un soporte al funcionamiento de la sala gracias al Instituto Nacional del Teatro. Entonces, “a fin de año y viendo un poco el panorama, decidimos que la gestión de los subsidios de estas políticas nos acompañaran en la refacción del teatro” explicó Balinotti.

Desde el proyecto de la sala, la referente aclaró que han trabajado mucho en diversificar la propuesta: programación, intercambio comunitario, investigación y el área estructural y de mantenimiento. “Nos abocamos a que estas dimensiones de nuestra tarea se potenciaran y empezamos con la refacción del espacio para sostener un buen protocolo donde la sala se amplían un 70% de su capacidad actual“.

Pensamos este cambio desde el trabajo creativo porque hubo que reimaginar accesos, reimaginar el lugar donde va a estar el público con distanciamiento y reimaginar el espacio de los actores con una condición ambiental que los haga sentir seguros.

Para el sector independiente, dentro de lo que son los espacios teatrales marplatenses, estos proyectos son titánicos. Como los apoyos están puestos en un espacio de todos, eso vuelve a la comunidad en forma de un protocolo cuidado y estricto, en el sentido de que el mismo espacio va a estar renovado” concluyó Balinotti.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.