Material de abuso infantil en internet: cómo combatirlo y qué se puede hacer en estos casos

 

Si bien internet y las redes sociales tienen muchos beneficios, también es el ámbito donde ocurren hechos aberrantes como la distribución de material de abuso infantil. Es importante aclarar, que el término “pornografía infantil” no es adecuado, ya que implica un acuerdo entre ambas partes. Nos referimos a material de abuso sexual infantil ya que ese consentimiento no existe.

Portal Universidad dialogó con Santiago Trigo, Ingeniero en Informática, sobre qué hacer y cómo denunciar cuándo nos encontramos con este tipo de contenido circulando por internet. “Se trata de la transmisión o intercambio de imágenes o contenido audiovisual que tenga que ver con menores que se encuentran en actividades sexuales”, explicó.

El ingeniero hizo referencia a cómo podemos denunciar este hecho y afirmó que “es complicado. Hay un circuito que las redes sociales ya tienen estipulado y cuando detectan algún tipo de material que se está intercambiando, automáticamente generan una denuncia”.

Una vez que la red social realiza esta denuncia en el organismo International Centre for Missing & Exploited Children, quien recaba esta información y luego, a través de distintos medios técnicos, la deriva a los puntos de contacto de cada país.

Trigo ejemplificó este hecho y mencionó que “en el caso de Argentina, ese material denunciado lo recibe capital federal, por el Ministerio Público Fiscal, que es el punto de contacto en Argentina y luego, según el lugar, va a distribuir la denuncia o derivarla a la fiscalía que corresponda”.

¿Qué hacer cuando nos topamos con este material?

El ingeniero comentó que “lo primero que tenemos que hacer es denunciarlo donde lo estamos viendo, redes sociales, mensajería instantánea o la aplicación que sea, ya que esa red social se va a encargar de hacer la correspondiente denuncia y tomar las medidas pertinentes”.

Por otro lado, si el caso sucede en nuestra ciudad, “hay un canal de denuncias automático, denunciasmardelplata@mpba.gov.ar, un correo electrónico en el cuál se pueden realizar este tipo de denuncias”, mencionó.

Ante esto, destacó que “cuando realizamos alguna denuncia de esta índole, que tenga niños, niñas y adolescentes comprometidos, no tenemos que aportar a priori la evidencia a través del correo electrónico. Si vemos alguna foto de un desnudo de un menor, no la adjuntamos a la denuncia, cuando se nos solicite la aportamos pero por otro medio”.

¿Las personas lo denuncian?

Frente a esta pregunta, Santiago explicó que “la estadística oficial dice que no se denuncia la distribución de abuso sexual infantil porque es muy difícil toparse con ella”.

“Si puede ser un caso muy concreto en que ves a la persona de al lado con ese material, y pueda ser denunciado. Pero lo que más se denuncia es el grooming”, afirmó.

En el caso del grooming, “es importante no eliminar conversaciones, bloquear el perfil ni escrachar a la persona porque de esa manera se advierte que ha sido descubierto y podrían borrar algún tipo de evidencia”.

¿El grooming cómo una de las causas de esta distribución?

Si bien el grooming se diferencia del material de abuso infantil, ya que se trata de la captación de menores de edad a través de medios tecnológicos con el fin realizar un abuso sexual, no podemos pasar por alto que una situación desencadena la otra.

Santiago realizó esta clara diferencia y detalló que “una es material o distribución y la otra es cuando una cuenta, administrada por una persona que suele ser un adulto, intenta engañar a algún niño, niña o adolescente ganándose su confianza y usando diferentes técnicas de manipulación para que el menor genere el contenido y se lo brinde”.

Podemos afirmar entonces que a partir del grooming se obtiene este material infantil que luego es distribuido. “Una cosa genera la otra. Muchas veces los acosadores hacen eso para poder acceder a portales de material de abuso sexual infantil, al que no pueden acceder fácilmente“. A lo que agregó que “para ser miembro, te exigen que aportes algún material nuevo y la forma que tienen es cometiendo el acto de grooming”.

Igualmente, aclaró que “también hay acosadores sexuales que no lo hacen para ingresar a un portal de esta índole, sino por pura satisfacción propia”.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.