El consumo problemático de drogas en Argentina detrás del polémico folleto repartido en el festival de Morón

 

*Por Facundo Guglielmone, Jimena Troncoso y Santiago Rodríguez.

Más allá de las prohibiciones legales existentes, el consumo de sustancias es parte de la realidad actual en Argentina. Aún así, la falta de información, el ser un tema tabú y los escasos recursos que se destinan al tratamiento, generan estigmatizaciones en la sociedad. Personas de diferentes grupos etarios y de todos los sectores sociales están relacionadas al consumo, problemático o no, de diferentes tipos de drogas.

El debate acerca de qué método es el más útil para hacer frente a esta situación se intensificó en las últimas semanas. ¿Cuál fue el puntapié inicial? Un folleto distribuido en un festival destinado a jóvenes en la localidad de Morón, que funcionó como una “guía básica de bolsillo” en la que se difundían consejos “para disfrutar a pleno si vas a consumir”.

MediaLab de Portal Universidad dialogó con el Lic. Carlos Santos Ibañez, psicólogo, director fundador y operador de adicciones del Instituto Canción 91, organización no gubernamental que tiene como propósito abordar la problemática de las adicciones. En principio, el especialista aseguró que “existen distintas maneras de intervenir en un consumo problemático de sustancias”.

Entendiendo la situación del folleto en el contexto donde se difundió, “considero que se propicia más el consumo que la prevención, porque en Argentina no existen políticas de prevención. Entonces, plantean que esto es prevención, como se hace en los países desarrollados, y no es así porque en los países desarrollados hay una política pública dirigida hacia la prevención”, reveló.

En Argentina no existen políticas de prevención.

En este sentido, por prevención se entienden tratamientos y capacitaciones de los profesionales que trabajan en las distintas áreas relacionadas al tema. Como parte de esas políticas públicas, también se encuentran las medidas relacionadas a la reducción de riesgos y daños. Éstas son el conjunto de políticas, programas y demás intervenciones cuyo fin es minimizar las consecuencias adversas que el consumo de drogas genera, no sólo en la salud del individuo que las consume, sino también en el resto de la sociedad.

“Reclamamos políticas hacia los pibes que necesitan un tratamiento”

La polémica inicial surge a partir de que varios sectores políticos creen que el mensaje es confuso. “Acá hay una Municipalidad que propicia el consumo. Cuando dicen que está dirigido a los chicos que consumen, ¿vos te acercás a un chico, le preguntás si consume y recién ahí le das el folleto? Es bizarro”, afirmó Carlos.

En contrapunto con esta opinión, el Intendente de Morón, Lucas Ghi, mantuvo una conversación con La Nación +, donde respondió a las principales preguntas sobre la campaña. “No alentamos, ni mucho menos, el consumo de sustancias pero más allá de nuestra posición y del paradigma normativo vigente desde hace más de 30 años, la gente decide consumir. A este debate, hace falta que incorporemos información y perspectivas serias porque el paradigma punitivista no ha dado resultados”, detalló.

 

El Intendente de Morón indicó que, hace pocos meses, sancionaron una Ordenanza que tiene el objetivo trabajar en el paradigma vinculado al control de riesgos y daños en consumos problemáticos. La medida fue aprobada por unanimidad por todos los Concejales. En este sentido, Carlos manifestó que “acá hay una responsabilidad política muy clara, porque si esto fue votado por todos los espacios políticos, o han votado a ciegas o no dijeron nada. Sería interesante conocer el debate legislativo que hubo respecto a este folleto”.

Con respecto a la situación general del país, el especialista declaró que “Argentina está viviendo una situación de mucho consumo, pero no todo pibe que fuma un porro se va a convertir en un consumidor problemático. Sin embargo, es sabido que, de cada 10 personas que se inician en el consumo, 2 o 3 terminan con un consumo problemático”.

De cada 10 personas que se inician en el consumo, 2 o 3 terminan con un consumo problemático.

Entonces, ¿qué se debe hacer con esos chicos que tienen un consumo problemático, cómo intervenimos? Carlos planteó que acá está el otro error de todo esto, “cuando el Estado propicia una sola manera de hacer intervención”, haciendo referencia a la política utilizada de reducción de riesgos y daños y no a una medida más integral que incluya la prevención.

En este sentido, confirmó que “reclamamos políticas hacia los pibes que necesitan un tratamiento. Todo el tiempo recibo audios de madres respecto a sus hijos y a lo que están viviendo como familia y es algo muy doloroso. La consigna si tomás cocaína, tomá poquito, no sirve, porque la persona que consume cocaína habitualmente no toma y no va a tomar poco”.

Los jóvenes y el consumo de sustancias en Argentina

MediaLab de Portal Universidad dialogó con Walter Anchoverri, Licenciado en Enfermería, quien detalló la problemática que enfrenta Argentina con respecto al consumo de sustancias y su asociación casi implícita con la juventud. Hoy en día, gran parte de la sociedad desacredita de manera constante a los adolescentes, ya que se les atribuye que no tienen conciencia, compromiso, ni responsabilidad. “De esta manera, se termina creando una estigmatización para pensar que la droga se relaciona más con la juventud, cuando en realidad esto no es así”.

En esta misma línea, reveló que, si bien el uso esporádico a modo recreativo puede significar un exponencial problema para determinadas personalidades, “la mayor problemática en el consumo de drogas reside en la dependencia, cuando está instalada como una enfermedad ya orgánica. Esto se manifiesta cuando los receptores mismos de esas drogas empiezan a pedir y a exigir su consumo al organismo”.

En lo que respecta a nuestro país, quien también trabaja en el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias (CEMA) expresó que “en Argentina realmente no hay ninguna transformación profunda”. Si bien existen distintas iniciativas que tratan de dar una solución a estos problemas, ninguna lo hace de una manera seria. A lo que agregó que “lo que Morón quiso hacer fue implementar un pseudo programa de reducción de riesgos y daños que lamentablemente no estuvo bien comunicado”.

“El gobierno debería replantearse las bases y los principios en los que se apoya para crear sus políticas de reducción de daños y disminución de riesgos. Es poco lo que se hace para ayudar a las personas que lo necesitan, realmente no se ocupa del problema”, concluyó Walter.

El gobierno debería replantearse las bases y los principios en los que se apoya para crear sus políticas de reducción de daños y disminución de riesgos.

La situación en Mar del Plata

La Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (Sedronar) es el organismo a cargo de coordinar políticas públicas enfocadas en la prevención, atención, asistencia y acompañamiento de personas con consumos problemáticos de sustancias, en todo el territorio nacional. ¿Por qué hacemos referencia a esta institución? Porque fue una de los organismos involucrados en la confección y posterior difusión de la campaña llevada adelante en Morón.

A nivel local, Sedronar tenía 2 dispositivos funcionando, uno en el barrio El Martillo y otro en Malvinas Argentinas, “en plena barriada como si el consumo estuviese solamente ahí y todos sabemos que no es así”, afirmó el psicólogo consultado, Carlos Santos Ibañez. A lo que agregó que “ahora abrieron uno nuevo en Bosque Alegre, son espacios que están detonados porque la Sedronar de esta región es la que menos internaciones ha habilitado”.

La Sedronar de esta región es la que menos internaciones ha habilitado.

La causa de este problema radica en que “si una institución necesita internar a un chico que no tiene recursos económicos, se solicita la beca correspondiente a la Sedronar. Sin embargo, la sede de Mar del Plata es la que menos habilitaciones ha dado para internar a los chicos porque ellos propician una política unilateralmente de reducción de daños y contra las internaciones. Entonces, tenés a la madre desesperada, porque generalmente son quienes se hacen cargo de estas situaciones, y al chico deambulando entre el transa y su casa porque no puede sostener educación, trabajo ni relaciones familiares”, declaró.

Ante esta situación, Carlos aseguró que los casos son muy graves “porque hay una visión unidireccional y reduccionista de lo que está ocurriendo, se necesita prevención a nivel nacional. De hecho, ya que tanto se mira lo que han hecho los países centrales, ellos han reducido su consumo problemático mediante una gran campaña de prevención, mediante limitar la oferta de sustancias. Y, por otro lado, han capacitado a los agentes que tienen que intervenir. Por ejemplo, el caso en 2021 cuando el policía le disparó a Chano, lo hizo porque no sabía cómo actuar ante una persona con consumo problemático que tiene un brote psicótico”.

Ya que tanto se mira lo que han hecho los países centrales, ellos han reducido su consumo problemático mediante una gran campaña de prevención, mediante limitar la oferta de sustancias.

Retomando el tema de la polémica generada por la “guía básica” sobre el consumo de drogas, “fue darle a una simple institución la posibilidad de difundir esto sin ningún control sobre lo que iba a causar, ahí te das cuenta que está mal enfocado. Creo que modificando la estrategia de comunicación puede ser útil, sobre todo si recordamos cómo surge la reducción de daños. Nace en Europa, en países como Holanda y Suecia, ante personas que consumían sustancias intravenosas y se iban contagiando porque compartían las jeringas. Entonces, el Estado observa esto, toma intervención y diseña un programa que termina siendo el de reducción de daños. Así redujeron el contagio de hepatitis, VIH, entre otros”, concluyó.

Programa El Faro: una luz de esperanza en Mar del Plata

MediaLab de Portal Universidad dialogó con Alejandro García, Director del Programa El Faro – Asociación Civil ArcoBaleno, que cuenta con una sede en Mar del Plata y otra en Valencia, España. Allí ofrecen un tratamiento integral desde diferentes abordajes, donde un equipo interdisciplinario trabaja con aquellas personas vulneradas por el consumo problemático de sustancias, alcohol y juegos.

Al ser consultado sobre lo ocurrido en Morón con los folletos que se repartieron con indicaciones sobre cómo consumir estupefacientes de manera “segura”, el fundador del programa de rehabilitación dijo que “en los últimos años se ha hecho poco o nada en materia de prevención de adicciones en nuestro país. Y eso que Argentina hace años dejó de ser un país donde la droga estaba de paso”.

Y eso que Argentina hace años dejó de ser un país donde la droga estaba de paso.

Además, resaltó que los tratamientos de reducción de daño en el consumo de drogas “existen en todo el mundo y son eficaces pero actúan en congruencia con otros tipos de programas de asistencia y prevención.Hay episodios de crisis, pero los procesos terapéuticos son largos y costosos. Hacer prevención sería mejor y más económico”.

Para conocer más información, podés comunicarte con El Faro MDQ a través de sus redes sociales: FacebookInstagram y WhatsApp.

¿Qué ocurre en el resto del mundo?

A nivel latinoamericano, desde hace unos 5 años que se propicia la reducción de daños en base a que estamos ante una problemática de conducta, y no ante una enfermedad. Aquí es donde se plantea que hay que propiciar aquellos aspectos que la persona todavía sostiene, como el deporte o el ámbito laboral.

Sin embargo, el psicólogo Carlos Santos Ibañez explicó que “este folleto no apunta a eso, es totalmente paupérrimo. Genera polémica porque, por un lado, claramente propicia el consumo, hace una apología del consumo. Además, es chocante porque viene desde el Estado, cuando en realidad es el responsable de proteger a todos, también a la madre atemorizada de que su hijo adolescente consuma”.

Es chocante porque viene desde el Estado, cuando en realidad es el responsable de proteger a todos, también a la madre atemorizada de que su hijo adolescente consuma.

Por su parte, Alejandro García analizó la situación existente acerca de la realización de campañas de este tipo en el otro lado del mundo y reveló que, por ejemplo, “en Europa no se hacen campañas esporádicas. Son programas preventivos que trabajan durante todo el año, que se plantean en conjunto con la Comunidad Europea y que son de larga duración, algunos duran 5 años o más”.

La principal diferencia que remarcó el director del Programa El Faro fue la exposición mediática que tuvo el tema en nuestro país. “En Europa no es tan explosivo porque se hace desde siempre, es como el calendario de vacunas. Inclusive, es algo que está incluido en el presupuesto de salud”.

Quien también consideró la situación respecto a sus colegas españoles fue el Licenciado en Enfermería, Walter Anchoverri. “Conozco compañeros en Barcelona que repartían jeringas estériles y agujas a pacientes heroinómanos, para tratar de que el consumo de heroína no difundiera el VIH por compartir esos elementos”.

Comparando esta situación con la del folleto que se repartió en Morón, “lo que se hace en Barcelona habla de reducción de daños y generar políticas que de verdad se ocupen. No desde la palabra y la comunicación, porque queda muy lindo el folleto, que puede gustarte o no, pero no se ocupa realmente del problema. Por eso me parece que, una política de reducción de daños y disminuir los riesgos en una población que consume, es lo adecuado”, sentenció Walter.

Una política de reducción de daños y disminuir los riesgos en una población que consume es lo adecuado.

En conclusión, Argentina sancionó en 1989 la Ley 23.737, que se encuentra vigente y hace referencia a las sanciones que recibirá aquella persona que tenga o trafique estupefacientes. Sin embargo, el psicólogo Carlos aseguró que “la política punitiva, prácticamente, no se realiza. Se plantea que se sanciona al consumidor pero hoy hay una liviandad en ese sentido, porque cada tanto uno se cruza en la calle a personas consumiendo un porro y nadie hace nada”.

Por su parte, el intendente de Morón, Lucas Ghi, recibió tres denuncias penales donde lo acusan de incentivar el consumo de drogas. Una fue formulada por el abogado Fernando Sarabozo, otra del representante de Jóvenes Republicanos Ulises Chaparro y la última del diputado de Juntos por el Cambio Waldo Wolff. Lejos de hacerse cargo de los hechos, aseguró que no se siente responsable de esos delitos y que “la Justicia lo determinará”.

 

*Estudiantes del MediaLab, primer Laboratorio de Redacción para Medios Digitales. Se trata de un sistema experimental que consiste en el trabajo periodístico, de producción propia, que desarrollan alumnos del Taller de Redacción para Medios Digitales, correspondiente a la Tecnicatura de Periodismo Digital que se dicta en la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.